sábado, 1 de abril de 2017

Albóndigas de Carne a la Jardinera

  No hay más típico en nuestra gastronomía que un buen plato de Albóndigas de Carne a la Jardinera. Y es por eso que hoy os traigo esta receta tan tradicional de cada casa.


  Una albóndiga es una bola de carne picada, generalmente de res y a veces de pescado mezclada con huevos y diversos condimentos, tales como perejil, comino... Aunque también hay una variable vegetariana hecha a base de seitán. El origen del término "albóndiga" es árabe "al-bunduqa" y su significado no puede ser más claro: "bola". Los árabes, a través de España, enseñaron a los europeos a preparar este guiso y también lo extendieron vía oriente hacia Asia.

  Ingredientes para las albóndigas:
  - 750 gr. de carne picada*
  - 150 gr. de miga de pan
  - 2 huevos
  - 2 dientes de ajo
  - 1 cebolla
  - 5 cucharadas de leche
  - 1 cucharada de perejil picado
  - Sal (al gusto)
  - Pimienta molida (al gusto)
  - Nuez moscada (al gusto)
  - Harina (para rebozar)

  Ingredientes para la salsa:
  - 100 gr. de guisantes o judías verdes
  - 2 zanahorias
  - 2 dientes de ajo
  - 1 cebolla
  - 1/2 pimiento rojo
  - 500 ml. de caldo de pollo
  - 150 ml. de agua
  - 125 ml. de vino blanco
  - 1 cucharada de harina.
  - 1 hoja de laurel
  - 1 sobre de azafrán
  - Sal (al gusto)
  - Pimienta molida (al gusto)
  - Aceite de oliva

  * La carne picada puede ser de cerdo, ternera o mixta de ambas.

  Elaboración:

  1º Para la salsa, pelar y/o lavar y picar la verduras. La cebolla de forma fina, el ajo laminado y las zanahorias y pimientos en trozos pequeños.


  2º Poner el pan de las albóndigas a remojar en un recipiente con la leche.


  3º En una sartén o cacerola baja con un chorro de aceite de oliva, pochar la cebolla con el ajo. Una vez listo agregar la zanahoria y el pimiento, salpimentar al gusto y rehogar. Incorporar la cucharada de harina y dejar que esta se dore durante un minutos sin dejar de remover.


  4º Dejar que las verduras suelten su jugo y que reduzcan. Después agregar el vino blanco, el agua y dejar cocinar a fuego muy lento.


  5º Mientras se puede preparar la mezcla de la carne para las albóndigas. Salpimentar al gusto la carne picada en un cuenco grande. Añadir también los huevos, la nuez moscada, el perejil y el pan remojado en la leche. Mezclar bien todos los ingredientes y dejar que repose la mezcla.


  6º Pelar la cebolla y los dientes de ajo de forma pequeña. Poner en una olla con agua y cocer un par de minutos para que su textura sea más blanda y pierda ese sabor fuerte.


  7º Escurrir y meter en agua fría para que alcance la temperatura óptima. Volver a escurrir e incorporar la mezcla de la carne y mezclar de nuevo.


  8º Tapar el bol con film de plástico y dejar reposar en la nevera durante 30-45 minutos.


  9º Una vez reposada la masa, forma bolas del tamaño que más nos convenza y pasar por harina.


  10º En una sartén con aceite de oliva bien caliente freír las albóndigas hasta que estén doradas en su totalidad. Retirar y colocar sobre un plato con papel absorbente para retirar el exceso de aceite. Reservar.


  11º Incorporar a la salsa, el azafrán y el laurel junto con el caldo de pollo. Remover y agregar también las albóndigas y los guisantes o judias. Dejar que se cocine todo durante unos 10 minutos.


  12º Transcurrido este tiempo rectificar de sal o de agua si lo necesita y dejar reposar 5 minutos antes de servir.


¡¡Vaya olorcito que están desprendiendo por toda la cocina!!






Nosotros lo hemos acompañado de patatas fritas
pero con un arroz blanco quedan fantásticas.





¿Qué os ha parecido esta receta de albóndigas?
Un besito -Sandra von Cake-

No hay comentarios:

Publicar un comentario